La miopía problema de salud pública del siglo XXI

La creciente prevalencia de la miopía en todo el mundo, en particular en las generaciones jóvenes del este y sureste de Asia, fue uno de los motivos de la fundación del Instituto Internacional de la Miopía por parte del fallecido profesor Brien Holden.

El profesor Holden, que fundó y dirigió el Brien Holden Vision Institute en Sydney, constató la necesidad de abordar los problemas de la miopía, sus riesgos y la manera en que los profesionales de la visión pueden gestionarla e investigarla.

La miopía debía ser reconocida como un problema de salud pública para que se produjera un cambio en su enfoque, y solo un esfuerzo de colaboración entre todas los profesionales e investigadores podrían solucionarlo.

Bajo el auspicio del Instituto Internacional de Miopía (IMI), se ha reunido a expertos de diferentes campos relacionados para que puedan desarrollarse efectos sinérgicos y que sus últimas investigaciones sean accesibles y fáciles de entender para los profesionales, los gobiernos, los encargados de formular políticas, los educadores y el público en general.

Comenzando con una reunión mundial de la OMS sobre la miopía, que se llevó a cabo en el Brien Holden Vision Institute en Sydney en 2015, se formaron subgrupos de investigadores dentro del IMI.

Estas investigaciones incluyeron los problemas de salud pública y secuelas de la miopía, como el aumento de los riesgos de complicaciones visuales debido al glaucoma, el desprendimiento de retina y la degeneración macular miope, la clasificación y prevención, sus complicaciones y cuidados.

Con una proyección de afectación del 50% de la población mundial para el 2050 y el temor de que la miopía pueda convertirse en la causa más común de ceguera irreversible en todo el mundo, El IMI ha realizado un esfuerzo de colaboración para reunir a personas de todas las áreas de investigación de la miopía.

Como primer paso importante, el IMI ha editado una serie de libros blancos sobre la definición y clasificación, posibles intervenciones, ensayos clínicos e instrumentación, pautas industriales y consideraciones éticas, pautas de gestión clínica, modelos experimentales y genética de la miopía.

Estos artículos, que resumen el conocimiento actual en el campo y muestran tendencias para desarrollos futuros, pueden formar una base para investigaciones adicionales, para cerrar brechas y conectar a personas que hasta el momento no han intercambiado información e ideas de manera intensiva.

Las futuras iniciativas y el papel del IMI serán fomentar estas cooperaciones científicas, ser una plataforma para una mayor armonización de las definiciones y líneas de guía, y también promover las conexiones entre el mundo científico y el público.

Los costes de publicación de los informes del IMI han sido financiados por el Brien Holden Vision InstituteCarl Zeiss VisionCooperVisionEssilorAlcon y Vision Impact Institute.

Fuente: Optimoda

Deja un comentario